Homenaje a Malviviendo

Malviviendo

Hemos querido rendir pleitesía a nuestra serie online preferida en la que nos fijamos mucho para llevar a cabo “Amigos de Sangre” con la que comparte varios puntos como la temática o las influencias visuales aunque pertenezcan a géneros diferentes. Nos hemos decantado por la tipografía cinética, una técnica muy interesante para resaltar la importancia de las palabras y Malviviendo está repleta de conversaciones memorables, convirtiéndose en unas de sus señas de identidad.

Tipografía cinética es el nombre técnico para "texto en movimiento". Es una técnica de animación combinando movimientos y texto, este texto es presentado con el fin de expresar o invocar una idea o emoción en particular.

Una charla trivial de unos minutos entre dos maleantes sobre una anécdota en un bar de Madrid, un homenaje velado a otra mítica conversación en un coche al inicio de Pulp fiction, define a la perfección lo qué es Malviviendo: la particular visión de su director sobre Sevilla y sus gentes.

Sin más dilación nuestro pequeña aportación para esta gran serie:

Malviviendo es la webserie más vista en España por méritos propios, contando con un toque de parodia la realidad de la fauna que nos podemos encontrar en cualquier barrio deprimido de nuestro país. La acción transcurre en Los Banderilleros (un barrio ficticio de Sevilla) donde viven el Negro, el Postilla, El Zurdo y el Kaki, allí las drogas y la violencia son algo cotidiano, cada personaje se mueve para sobrevivir otro día más sorteando sus problemas en plena crisis económica.

La idea de recrear la conversación a través de texto animado vino tras ver el siguiente vídeo realizado por el diseñador Jarratt Moody, con la escena de Pulp fiction en la que Jules y Vincent van a buscar el maletín del señor Wallace a casa de unos asociados:

Texto completo de la conversación:
  • Bueno niño lo que estaba diciendo, pues nada me fui a Madrid y llego desmayao perdío a un bar y le pido un serranito al camarero y nada quillo que no tenía ni puta idea.
  • Sí, hombre… No me lo puedo creer.
  • Te lo juro picha, si eso es lo que le dije yo: ¿que no sabes qué es un serranito?, ¿tú que te has criado toda tu vida en un sótano?, si ése es el bocadillo por excelencia, hombre. Parece que por ahí no se conoce, es como los choquitos fritos que na más se conoce aquí en el sur… Es que manda cojones, ¿eh?
  • Qué raros son los del norte, ¿no?, con lo que bueno que está el jamón, las gambas y el tinto con limón… ¿qué?
  • Claro picha, y le dije: ven pacá primo que te voy a hacer un favor, te voy a decir lo que es un serranito bueno trianero, eso tú coges tu filetito de cerdo, tu loncha de jamón y tu pimiento verde frito y importante el alioli, y ea ahí tienes el tesoro… Y tú sabes qué me dice el tío: Eso también se hace aquí, chaval… Y, ¿tú sabes cómo le dicen allí en Madrid los serranitos?
  • No me digas que no le llaman serranito.
  • ¡Que va!, bocata de filete con jamón y pimientos… ¡Manda cojones la cosa!
  • ¿Bocata de filete, jamón, y pimientos?, ¡coño!, qué raros son los madrileños, ¿no?… Y, ¿cómo le llaman a la cerveza?
  • ¡Escucha!, que todavía no he terminado… Y dice: Aquí también en Madrid tenemos un tesoro, chaval. Y digo: ¿cuál?… Y, ¿sabes cuál es?
  • ¿Cuál?
  • El bocadillo de calamares, quillo.
  • ¿De calamares?, ¡vaya guarrada!, ¿no?
  • Y lo peor de todo, ¿sabes qué es?
  • ¿Qué?
  • Que en Madrid de dónde coño van a sacar los calamares, porque es que Madrid está en el centro, que no hay mar, quillo, que no hay playa, y nadie se da cuenta, y a nadie le parece sospechoso, quillo. Es como si en Cádiz fuera famoso la carne de ñu o la carne de falete en adobo.
  • Anda que voy a parar ahí que me estoy meando, quillo.

“Malviviendo” la webserie banderillera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.